Gracias por acompañarme

Querida Leire:
Comenzar por decirte, lo agradecida que me siento por haber tenido la oportunidad de conocerte como terapeuta y cómo persona, ha sido para mí un regalo, cuando más lo necesitaba.
Mi evolución por la terapia recibida ha sido más importante de lo que en un principio podía llegar a pensar.

Gracias, por acompañarme a verme, a encontrarme y distinguir que está en mi persona, que me había olvidado que existía y no me escuchaba, me daba miedo, y ahora encuentro confort en ello”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *